Home Top Ad

Responsive Ads Here

Cómo calmar un bebé.

Share:
Los primeros meses de maternidad suelen ser los más duros para la familia del recién nacido por los lloros constantes ya sean por hambre, enfermedad, sueño, frío, etc. Muchos padres se agobian durante estos meses y hay veces que no saben lo que hacer y aquí os damos varios consejos para llevar mejor este periodo duro pero a la vez muy bonito.


Uno de los principales motivos de los lloros en niños recién nacidos es el hambre. Automáticamente un niño que quiere comer llora hasta que sus necesidades están satisfechas. Es imprescindible conocer cómo tiene que ser el biberón que usa el niño. Características de éste como las dimensiones de la tetina o la forma pueden hacer que el bebé se sienta incómodo al beber la leche y le puede sentar mal.

También es muy importante la postura que adopta la madre o el padre (o la persona que en ese momento le dé de comer al niño) ya que si el bebé está muy acostado puede tragar mucho aire y esto puede conllevarle enfermedades estomacales y tos. Hay que destacar también que los padres tienen que tener muy controladas las comidas de su hijo/a, y no darle nunca en un horario diferente al que le tocaría, por mucho que el bebé llore.

Cuando un niño tiene hambre se ven en él rasgos únicos como llevar a la boca cualquier cosa que tenga a mano o introducir sus propios dedos en ella. Otro motivo muy claro de llanto es el dolor. Los recién nacidos son muy propensos a las enfermedades. Dolores de garganta, cólicos de barriga, enfermedades en los oídos, etc. son muy comunes en los primeros meses de vida y los bebés sufren mucho con ello.

Lo primero y más importante es acudir al pediatra y hacerle caso a su diagnóstico. Si el niño sigue llorando con la misma intensidad pasado unos días se puede probar con medicamentos diferentes o algún remedio natural, pero siempre con la autorización previa del pediatra.

Para tener a un bebé calmado hay que tenerlo en una postura muy cómoda para él, y si puede ser envuelto en una manta para que esté a una temperatura caliente y no coja frío, cosa que agradecen mucho. Cantarle canciones tranquilas y moverlo a un ritmo muy pausado son mecanismos fáciles y rápidos para intentar que un bebé se calme o se duerma. Y como sabe todo el mundo, tenemos el recurso del chupete, que es sin duda el objeto favorito de cualquier recién nacido, aunque siempre hay excepciones y hay niños que lo rechazan.
 

Temas Relacionados:
Musica para Recién nacidos.
El metodo Oompa Loompa.

Como dormir a tu bebe?.